Terapia Sexual

La Terapia Sexual está orientada a aliviar el síntoma sexual, mejorar la comunicación del paciente con su pareja o de los pacientes que son pareja, mejorar la calidad de las relaciones.

En este tipo de terapia realizar un diagnóstico físico, psicológico y relacional. Este último es determinante para identificar qué es lo que provoca, sostiene y mantiene en el tiempo un conflicto y/o una disfunción sexual.

Los tratamientos estarán orientados en función del diagnóstico realizado.